La duración ideal de un préstamo para auto varía según el prestatario y sus circunstancias. Cada caso es único y hay varios factores que considerar.

En el mundo del financiamiento para autos, la duración de los préstamos generalmente oscilaba entre 12 y 60 meses. En los últimos años, sin embargo, los plazos más largos se han vuelto más fácilmente disponibles y, según información de Experian sobre el último trimestre de 2021, se encuentran en promedio en 71,14 meses para autos nuevos y 65,78 meses para autos usados.

Que los préstamos para autos tengan plazos más largos disponibles no significa necesariamente que sean más beneficiosos, salvo que, por ejemplo, tengas excelente crédito y puedas beneficiarte de una promoción de 0% de interés. El mayor problema con los plazos de préstamo más largos es el mayor costo total de financiamiento debido al aumento en los cargos por intereses.

En un plazo largo no todo es malo. Tener un plazo de préstamo más largo aumenta los cargos por intereses que pagarán durante el plazo del préstamo, es cierto, pero es bueno considerar también que un plazo más largo te permitirá reducir el pago mensual de tu préstamo, poder financiar un auto más caro y claro, tener más ingresos disponibles cada mes para otras cosas.

En contraparte, los plazos de préstamo más cortos, aunque pueden resultar poco atractivos para muchos compradores de automóviles debido al pago mensual más alto que conllevan, son mejores a largo plazo, ya que el préstamo se paga antes, se pagan menos cargos por intereses y disminuyen la posibilidad de acumular capital negativo en el auto, es decir que lo que sea adeuda por él sea más que el precio de venta.

El punto de balance entre pago mensual y plazo lo determina cada prestatario. Aunque la recomendación estándar es mantener el plazo del préstamo lo más corto posible, en lugar de solo elegir un plazo corto al azar, un buen punto de partida para elegir tu plazo ideal es determinar cuánto puedes pagar mensualmente y con eso comprometerte de forma sostenible.

Si por circunstancias personales ninguna de estas vías es posible, recuerda que con un préstamo para auto puedes mejorar tu crédito y al cabo de un tiempo, puedes refinanciar y obtener mejores condiciones: mejores tasas de interés y un plazo más corto si a eso apuntas.