Tu puntaje marca tu camino cuando buscas un préstamo para auto. Es el número que determina las verdaderas oportunidades que tienes en cuanto a aprobación de créditos, cuánto pagas por intereses, la elegibilidad de autos para los que calificas y más.

¿Qué es un puntaje de crédito? Para un prestamista es el indicador principal sobre tu capacidad para pagar tus deudas, por lo que, cuanto mayor sea tu puntaje de crédito, mejores serán los términos del préstamo como su plazo, las tasas de interés o la necesidad o no de hacer un pago inicial.

Sin embargo, tener un puntaje bajo o golpeado no debe generar sensación de derrota, ya que primero: tu puntaje siempre puede mejorar y segundo, es posible obtener la aprobación para un préstamo para auto con casi cualquier puntaje.

Verás, tu puntaje de crédito FICO o FICO Score, en inglés, es un número que se calcula en función de tu historial crediticio. Varía de 300 a 850, siendo mejores las puntuaciones las más altas.

Buen rango de puntuación de crédito. Para este modelo de calificación, se considerará que tienes “buen crédito” típicamente cuando tu puntaje está por encima de 670. De ahí en adelante, con un crédito de bueno a excepcional, hasta 850 puntos, tienes muchas posibilidades de ser aprobado por muchos prestamistas de automóviles.

Ahora bien, si tienes un crédito justo o malo, menor a 669, no desesperes, es posible que aún puedas calificar para un préstamo, solo que las opciones de los prestamistas suelen ser más limitadas o te toque buscar un nuevo tipo de préstamo, conocido como de alto riesgo o subprime en inglés.

Obtener un préstamo de automóvil con mal crédito. Un préstamo subprime para auto es un tipo de préstamo que se ofrece a personas con puntaje de crédito bajo o historial de crédito limitado, y, claro, tienen sus propias características, pueden tener tasas de interés más altas y requisitos adicionales de elegibilidad. Lo positivo es que ese préstamo, si lo cumples puntualmente, te ayuda a mejorar tu situación crediticia con el tiempo.

Así mismo existen los concesionarios Compre aquí Pague aquí (BHPH por sus siglas en inglés) que son aquellos que cuentan con financiación interna en lugar de trabajar con un banco, cooperativa de crédito o empresa financiera externa, es decir, que recibes el préstamo del mismo concesionario después de cumplir con los requisitos que establezcan.

Los distribuidores BHPH también son prestamistas. Debido a esto, pueden ofrecer préstamos a compradores con todo tipo de crédito y es posible que ni siquiera realicen verificaciones crediticias a los clientes. Básicamente, siempre que alguien pueda demostrar que gana suficiente dinero para realizar el pago de un automóvil, puede ser financiado en un concesionario BHPH.

Siempre hay opciones y tener la información de tu lado te dará esa ventaja que necesitas para evitar obstáculos innecesarios.